fbpx

 

La imagen de la Luna en Cuarto Creciente antes de que la noche sea cerrada, cuando el cielo aún nos muestra su color azul oscuro, es una de las más bellas de cuantas podamos observar a simple vista en el Firmamento.

cuartocrecientemares

 

Ya a simple vista podemos identificar fácilmente cuatro mares característicos de la Luna, vamos a recorrerlos con nuestros ojos. Mirando hacia el Éste lunar nos encontraremos con el Mare Crisium (Mar de las Crisis). Una zona misteriosa y encantadora digna de observar los primeros días de la lunación. Puede distinguirse a simple vista como un óvalo oscuro. Su tamaño es de 570 kilómetros de Norte a Sur y algo mayor de Este a Oeste, 620 kilómetros. Su forma circular vista desde la Tierra no es más que un efecto óptico. Es el típico ejemplo de que un Mare no es más que un gigante cráter que ha sido inundado por la lava. De hecho, está rodeado por la pared de ese antiguo cráter con montañas de hasta 3000 metros de altura. La lava que fluyó por él llegó a cubrir algunos cráteres que hay en su interior y para cuya observación se necesita un telescopio mediano. Sobre éste mar puedes encontrar más información en esta otra entrada del blog.

Si continuamos nuestra observación, podemos ver como al Oeste del Mare Crisium aparece una zona oscura que, a simple vista, aparece unida pero que están bien definidas y compuesta por tres Mares. Si empezamos por la parte Este y Sur de la Luna, justo al Sur del Mare Crisium aparece el Mare Fecundidatis (Mar de la Fecundidad). Aunque a simple vista podemos interpretar su forma como un óvalo, en realidad es bastante irregular. De hecho casi se confunde con un Mar que está a su lado, el Mare Tranquilitatis, en cambio son dos mares distintos. Ocupa una extensión aproximada de 600×500 kilómetros. También hay aquí una entrada en el blog dedicada a éste Mare.

ccmares_02
Aspecto ampliado de los Mares y su visión tal y como podríamos ver con unos prismáticos.

Si seguimos subiendo hacia el norte lunar nos encontraremos con el Mare Tranquilitatis, el Mar de la Tranquilidad. Éste fascinante mar es bien conocido por ser el lugar donde alunizaron los astronautas Amstrong, Aldrin y Collins el 20 de julio de 1969 a bordo del Apolo 11. Un poco al sur de este Mare podemos ver otro mucho menos contrastado y más brillante, el Mare Nectaris, Mar del Nectar. Este Mare tiene un diámetro aproximado de unos 350 km y lo separa del Mare Tranquilitatis la formación denominada Sinus Asperitatis (la Bahía de las Asperezas) de 200 km de anchura y visible fácilmente con prismáticos. Precisamente con unos prismáticos podremos ver un cráter situado al oeste del Mare Nectaris bien destacado, el denominado Theophilus  de 100 kms de diámetro, alberga unas paredes de más de 5000 metros de altura… ¡Sorprendente! Aquí puedes encontrar algunos detalles más de esta zona.

Y finalmente llegamos al final de nuestro viaje lunar por este cuarto creciente observado a simple vista. Llegamos al Mare Serenitatis, el Mar de la Serenidad. Ya a dos días del cuarto creciente lunar, se hace visible casi la totalidad del Mare con una forma ovalada característica. El Mare Serenitatis es una vasta extensión que ocupa unos 700 km de diámetro y que ocupa la zona central superior del disco lunar. Si se observa a simple vista o con unos sencillos prismáticos puede verse que las tonalidades del Mare Tranquilitatis y el Mare Serenitatis son diferentes ¿cuál os parece más oscuro?  También aquí tienes una entrada en nuestro blog.

Pues ya hemos recorrido a simple vista las zonas oscuras de la Luna y hemos aprendido sus nombres: Mare Crisium, Fecundidatis, Tranquilitatis y Serenitatis. De la Crisis a la Serenidad. Preciosos nombres que invitan a la siempre apasionante observación de nuestra compañera de viaje la Luna. ¡Obsérvala!

Francisco Rodríguez Bergali (c) 2021 – www.astroilusion.es

SÍGUENOS EN:

Grupo de Facebook: https://www.facebook.com/astroilusion

Twitter: @astroilusion

Instagram: @astroilusion

Telegram: t.me/astroilusion

Astronomía para Niñ@s

Poster Luna Luminiscente 48 X 68 cm

14,95 

Poster Luna luminiscente. Su tamaño es de 48x68 cm y brilla en la oscuridad. Aparecen señalados los nombres de los cráteres y mares más importantes. Incorpora tubo de plástico para su transporte y cuidado.

50,00 

GUÍA PARA OBSERVAR LA LUNA. (2ª ED.) Gerald North. Editorial Omega. 2008. 432 pp.

35,00 

LÁMPARA LUNAR EN 3D. Simula el relieve lunar. Carga con USB. Dieciséis colores. Cambio con mando a distancia. Diámetro 22 cm. En stock. Envío gratuito.

Astronomía Práctica

Descubrir la Luna

12,00 

DESCUBRIR LA LUNA. AA.VV. Editorial Larousse. 2007. 144 pp. Completamente recomendable para cualquiera que se sienta fascinado por la observación lunar.

Instrumental Astronómico

Prismáticos Celestron Skymaster 20×80

159,00 

Prismáticos Celestron Skymaster 20x80. Con adaptador de trípode incluído. Es muy recomendable su uso con trípode. En stock.   

495,00 

TELESCOPIO REFRACTOR STARSENSE EXPLORER DX102. Telescopio de 102 mm de diámetro y 660 mm d distancia focal con movimientos micrométricos.  Apuntar los objetos celestes manualmente será muy fácil gracias a la nueva serie Starsense Explorer. Gracias a la aplicación exclusiva, solo conecte el teléfono inteligente al soporte adecuado y apunte el telescopio hacia el cielo. La aplicación lo guiará directamente al objeto celeste que elija, En stock. Envío gratuito a la Península.

499,00 

TELESCOPIO REFLECTOR STARSENSE EXPLORER DX 130 AZ 130/650 MM. Base StarSense para su teléfono inteligente, sólo se necesita conectar el móvil e indicará donde encontrar los objetos a observar. Dos oculares de 25 y 10 mm. Buscador por puntos rojos StarPointer y montura altacimutal con trípode con bandeja incluída. En stock. Envío gratuito.