fbpx
La Luna fotografiada con unos prismáticos Celestron Upclose 10×50 y un móvil OPPO con un adaptador adecuado.

La aparición en el mercado de teléfonos móviles con cada vez más prestaciones está consiguiendo que, a través de los mismos y de instrumentos ópticos básicos, podamos sacar fotografías astronómicas sencillas. En esta ocasión trataremos de combinar el uso de nuestros prismáticos y de nuestro teléfono móvil para fotografiar a la Luna y conocer sus principales mares y cráteres.

¿Qué necesitamos? Obviamente necesitaremos unos prismáticos y un teléfono móvil, conviene que nuestros prismáticos tengan una abertura de 50 mm como mínimo en sus objetivos y que el teléfono móvil disponga de una cámara en la que podamos ajustarle algunos parámetros básicos como la sensibilidad (ISO) y el tiempo de exposición y, además, disponga de un temporizador para el disparo. No obstante, como proponemos fotografiar a la Luna, es posible que la cámara de nuestro teléfono ajuste automáticamente dichos parámetros.

Una vez que tenemos nuestros prismáticos y nuestro teléfono móvil, necesitaremos un adaptador para conectar ambos. Existen muchos modelos de adaptadores, nosotros proponemos el de la imagen (disponible en nuestra tienda) que puede acoplasrse fácilmente a prismáticos, telescopios, monoculares o microscopios. Es evidente que lo mismo que podemos fotografiar a través de los prismáticos lo podremos hacer con un pequeño telescopio pero es preciso tener en cuenta que la apertura máxima para que la sujeción al ocular de los prismáticos o del telescopio sea óptima es de unos 55 mm por lo que hay que tenerlo en cuenta si usamos oculares de 2 pulgadas o modelos anchos. Pero para los prismáticos, que es lo que estamos tratando aquí, son completamente válidos.

Imagen del adaptador sujeto a los prismáticos

 

Teléfono móvil adaptado a los prismáticos

 

Detalle

 

Sujeción del adaptador al móvil

Otro elemento que deberíamos considerar indispensable es un trípode. Aunque hay personas con un pulso realmente envidiable, no es todo lo común que quisiéramos y es aconsejable usar nuestros prismáticos sobre un trípode que, a su vez, nos permitirá corregir la posición del adaptador con los prismáticos y nos facilitará muchísimo las cosas a la hora de enfocar o de realizar el disparo fotográfico.

A veces conviene hacer pruebas de enfoque con objetos lejanos.

Pues bien si disponemos de todo ello pongamos manos a la obra. El primer consejo es colocar correctamente nuestro móvil en el adaptador y hacerlo coincidir con el ocular de los prismáticos. Al principio nos costará pero, poco a poco, conseguiremos nuestro propósito. Es aconsejable que esto se realice a la luz del día. Seguidamente debemos procurar que el enfoque sea bueno, no suele desviarse demasiado pero es conveniente prestar atención a este punto y enfocar los prismáticos si es necesario (básicamente con la rueda central es suficiente). En tercer lugar es clave tener paciencia. Las fotografías pueden salir movidas por la vibración, desenfocadas, oscuras… Todo eso se puede corregir a base de paciencia. 

 

La imagen de la Luna que nos aparecerá en el móvil será muy pequeña pero la ventaja de estos aparatos es que podemos usar el zoom que traen sus cámaras, eso sí, sin abusar del mismo. No sólo por la pérdida de definición de la imagen sino porque se acrecentarán mucho más las vibraciones y, además, debido al movimiento terrestre y lunar, la Luna tenderá a desaparecer del campo de los prismáticos muy rápidamente. Otra opción es realizar vídeos cortos y extraer, a través de algún software adecuado, una imagen nítida incluida en él.

Pues bien, ¿lo tenemos todo? Pues ahora es el momento de ir haciendo pruebas y comenzar a fotografiar a la Luna en la siguiente lunación e ir empezando a reconocer los detalles de ella. Si no tenemos algún instrumental, en Astroilusión están disponibles los elementos para comenzar a obtener nuestras primeras fotografías lunares con nuestro teléfono móvil. Además podrás hacerlas desde cualquier lugar, incluso desde tu azotea ¡Anímate!

 


Si no dispones del adaptador adecuado puedes adquirirlo haciendo clic en la imagen. Es útil para fotografiar a través de prismáticos, telescopios, monóculos o microscopios. Su precio es de 23,90 € y su envío es gratis a la Península (consultar otras zonas).

 


 

También te puede interesar

 


SÍGUENOS EN:

Grupo de Facebook: https://www.facebook.com/astroilusion

Twitter: @astroilusion

Instagram: @astroilusion

 

Francisco Rodríguez Bergali (c) www.astroilusion.es Nov 2020

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *