Del 1 al 31 de enero de 2022

 

Nos encontramos de pleno en los cielos del invierno. Hacia el Norte vemos como la Osa Mayor empieza a alzarse en los cielos y Casiopea brilla alta sobre el horizonte. En el Sur podemos ver la figura magistral de la constelación de Orión junto al Can Menor y al Can Mayor con la brillante Sirio destacándose en el cielo nocturno. El cenit lo van cubriendo las constelaciones de Tauro y Auriga mientras en el Oeste constelaciones otoñales como Pegaso y Piscis van acercándose al horizonte. Mientras tanto, la Vía Láctea cruza el cielo de Noroeste a Sureste dividiéndolo en dos partes.  Una época fascinante que muestra los encantos del cielo de invierno. ¡Aprovéchala para descubrirlos!

 

LA LUNA

 

 

Comencemos con la Luna y sus fases para organizarnos bien con nuestras observaciones. El domingo día 2 de diciembre tendremos a la Luna en su fase Nueva, estando en la constelación de Sagitario. Debemos recordar que los días más cercanos a esta fase son los más propicios para la observación de objetos de cielo profundo, muchos de ellos muy asequibles a la observación con prismáticos y pequeños telescopios durante esta época del año.

Su fase creciente la podremos observar el domingo 9, la Luna estará situada en la constelación de Piscis. Será a las 18h11 TU por lo tanto podemos observarla o fotografiarla en el instante exacto en el que sea iluminada un 50%. La Luna Llena la podremos observar el lunes 17  y estará situada en la constelación de Cáncer.

Finalmente, el martes 25 tendremos a la Luna en cuarto menguante  estando situada la Luna en la constelación de Virgo.

 

lunallenamayo

 

LOS PLANETAS

Atardecer del 4 de enero

Antes de empezar a comentar la visibilidad de cada planeta en concreto, queremos hacer hincapié en la situación de los mismos al atardecer del día 4 de enero. Junto a una Luna creciente y con luz cenicienta,  aparecerán Mercurio, Saturno y Júpiter en orden de alejamiento del horizonte tras y como puede verse en la imagen anterior. Necesitaremos un horizonte libre de obstáculos antes de la puesta del Sol. Será un bonito espectáculo digno de ser observado.

 

 

Mercurio al atardecer del día 7 de enero

En cuanto a los planetas, Mercurio será observable durante la primera quincena del mes, mejor entre los días 7 y 11. Alcanzará su máxima elongación el día 7 de enero situándose a 19.2º al este del Sol. Eso sí, aunque Mercurio se mostrará brillante estará bajo sobre el horizonte y con las luces crepusculares aún sobre él.

 

Venus es astro vespertino apareciendo en el crepúsculo hacia el horizonte Oeste-Suroeste pero ya a baja altura sobre el horizonte. Brillará con magnitud -4.2 El día 9 llegará a su Conjunción Inferior y de ahí pasará a ser visible en el cielo de la mañana ganando poco a poco brillo y altura y saliendo una hora antes que el Sol. Venus se encontrará inmerso en la constelación de Sagitario.

 

Amanecer del día 29 de enero

Marte será visible este mes antes del amanecer en el horizonte Sureste. Brillará con magnitud 1.5, el mínimo de su brillo. Se desplazará a lo largo de las constelaciones de Ofiuco y Sagitario.  A finales de mes se encontrará muy cerca de la brillante Antares, la Alfa de Escorpio, momentos antes de empezar a clarear el día. Al amanecer del día 29 d enero se situará casi en línea recta con la Luna Menguante y Venus.

El planeta más grande del Sistema Solar, Júpiter, es visible en las primeras dos horas de la noche cerrada a primeros de mes. Tras ponerse el Sol será visible en el horizonte Este-Suroeste en la constelación de Acuario (a finales de mes solo será visible una media hora después de ponerse el Sol) brillando con magnitud -2.1. 

El planeta Saturno se observará tras el atardecer durante una hora en el horizonte Suroeste. Conforme avance el mes irá perdiendo altura y se irá ocultando antes perdiéndose la posibilidad de observación. El día 12 de enero se situará a poco más de 3 grados al Norte de Mercurio aunque muy sumido en las luces del crepúsculo.

 

LLUVIAS DE METEOROS

Durante este mes la lluvia de meteoros más destacable es la conocida como las Cuadrántidas. Su máximo se sitúa entre los días 3 al 4 de enero y éste año se presentan en una ocasión muy favorable para su observación ante la ausencia de la Luna. El problema se sitúa en que el radiante, situado en la parte Norte de la constelación del Boyero, alcanza baja altura sobre el horizonte, por lo que su observación se hace necesaria en la gélida madrugada.

 

 

4 de enero

Con las luces del alba ya presentes, el 4 de enero a las 06h55 TU nuestro planeta pasará por su perihelio, el punto de la órbita más cercano al Sol. En ese momento estaremos a 147.105.000 kilómetros de nuestra estrella. 

 

Y hasta aquí los fenómenos más destacados que podremos observar a simple vista o con instrumental pequeño durante el mes de enero. Iremos actualizando y proponiendo la observación de otros objetos a través de nuestro blog.. Sin lugar a dudas, el invierno es una época donde podemos aprovechar para la observación de muchos objetos de cielo profundo y por supuesto de la belleza del cielo nocturno que nos ofrece. ¡Disfruta del Universo!

 


SÍGUENOS EN:

Grupo de Facebook: https://www.facebook.com/astroilusion

Twitter: @astroilusion

Instagram: @astroilusion

Telegram: t.me/astroilusion

 


En Astroilusión ofrecemos instrumental, libros y material diverso para poder iniciarse en la Astronomía y disfrutar de ella.

 

​​

 

​​